La instalación de paneles solares puede llegar a deducir el 60% en el IRPF

Las ayudas a favor de la eficiencia energética siguen llegando a España.

Según recoge el Plan de Recuperación y Resiliencia, las personas que realicen una rehabilitación en su vivienda se podrán deducir hasta un 60% sobre el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

Estas deducciones, financiadas con los fondos europeos destinados a la rehabilitación de vivienda y regeneración urbana, supondrán un impacto directo de 450 millones de euros.

Estas medidas fiscales promueven actuaciones de rehabilitación tanto para empresas como particulares y como la rehabilitación de edificios residenciales se considera prioritaria por particulares, el Gobierno deducirá las obras que contribuyan a la mejora energética de las viviendas habituales.


¿Quién se puede beneficiar de este plan?

Todas las personas físicas que realicen obras en su vivienda habitual, o en cualquiera que esté bajo título personal, y que contribuyan a la mejora de la eficiencia energética. Esto supone una deducción del 20% del IRPF para los usuarios que alcancen a reducir un 7% la demanda de calefacción o refrigeración de la vivienda mediante obras, como por ejemplo el reemplazo de unas ventanas de doble vidrio.​

Deducción del 20% para quien reduzca, mediante obras, un 7% de la demanda de calefacción y refrigeración de la vivienda.

La deducción aumenta hasta el 40% para quienes rebajen el consumo de energía primaria (no renovable) en un 30% o más. Las obras, en este caso, deben ir destinadas a la instalación de energías renovables, como por ejemplo instalar placas solares. De todas maneras, este porcentaje puede acreditarse mediante el certificado de eficiencia energética.

 


Si quieres más información sobre la instalación de placas solares, puedes rellenar el formulario que hay justo debajo y solicitar un presupuesto.



Así pues, ¿cómo quedan los criterios para deducirse el IRPF?

En resumen, El Gobierno otorga una deducción de un 60% por obras de rehabilitación que colaboren a la mejora de la eficiencia energética de edificios residenciales, condicionados a reducir, como mínimo, un 30% el consumo de energía no renovable. Otra alternativa que se ofrece es mejorar la calificación energética del edificio, requiriendo una clase de “A” o “B”.


¿De dónde provienen estas ayudas?

Las deducciones se pueden encontrar en el ya mencionado Plan de Recuperación y Resiliencia que el Gobierno envió a Bruselas el pasado 23 de abril, presupuestado en más de 6.800 millones de euros. Se trata de la segunda partida más cuantiosa, después de la presupuestada en 13.200 millonesdestinados a abordar una estrategia de movilidad sostenible.

Esto no es nada nuevo, pues después de derogar el impuesto al Sol, España está apostando por facilitar el paso al autoconsumo mediante energías renovables cada vez más presentes en nuestro día a día, como la instalación de placas solares, las cuales pueden llegar a reducir la factura de la luz considerablemente, haciendo posible que sostenibilidad y ahorro sean compatibles en todos los hogares.  

 


PUBLICACIONES RELACIONADAS: 

Ayudas para placas solares: Subvenciones, deducciones y bonificaciones fiscales.

5 motivos para pasarse al autoconsumo.

Guía para contratar una instalación de autoconsumo.


VOLVER
900 25 35 45
Solicitar estudio
Solicitar estudio

Utilizamos «cookies» propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información

ACEPTO