Las instalaciones de autoconsumo fotovoltaico, al detalle

¿Cuáles son los principales componentes de las instalaciones fotovoltaicas?

Como es sabido, la función de una placa o panel solar es transformar la radiación solar en energía eléctrica (A). Precisamente por eso, las placas son los elementos más importantes de una instalación fotovoltaica, aunque no son los únicos.

Así pues, a continuación hacemos un repaso de los elementos más comunes de las instalaciones de este tipo:

  • Inversor solar (B). Es la parte de la instalación encargada de convertir la corriente continua (que producen las placas) en corriente alterna. Por eso, es un elemento esencial en cualquier instalación solar fotovoltaica. Además, almacena información sobre la producción de los paneles (entre otras variables), lo cual posibilita que se puedan monitorear los principales parámetros de funcionamiento de las placas.
  • Contador bidireccional (C). En cualquier hogar hay un contador general que mide su consumo eléctrico. En el caso de las instalaciones que siguen conectadas a la red, se requiere un contador bidireccional que registre tanto la energía que se consume de la red como la que se inyecta en esta (cuestión importante si tenemos en cuenta la posibilidad de verter los excedentes de la producción fotovoltaica a la red eléctrica convencional).
  • Sistema de monitoreo (D). Envía la información de generación y consumo de energía a una aplicación web a la que se da de alta al autoconsumidor y donde este vuelca sus datos. De esta forma, podrá monitorear su producción fotovoltaica, el consumo de su hogar o empresa y el estado de su instalación.
  • Estructura. Son, básicamente, las estructuras que sostienen toda la instalación solar fotovoltaica. Además, aseguran que las placas siempre estén bien orientadas e inclinadas (si es necesario) para potenciar su eficiencia energética.
  • Baterías solares. Este componente solamente es necesario en aquellas instalaciones en que se quiera almacenar la energía que se haya generado, pero que no se haya utilizado.
  • Cableado eléctrico. A rasgos generales, esta parte de la instalación sirve para conectar la producción de energía a su uso final.

Esquema instalación solar fotovoltaica

 

El tiempo de vida de las placas y su garantía

En relación con el funcionamiento de las placas solares a lo largo de los años, se contempla que su potencia disminuya después de aproximadamente 25 años desde su puesta en marcha. Eso se debe al hecho que sus células fotovoltaicas se degradan de forma lineal con el paso del tiempo, aunque esta degradación acaba representando alrededor de un 10%. Con todo, se estima que los años de vida útiles de los paneles se pueden llegar a alargar hasta cerca de los 40 años si se lleva a cabo un mantenimiento adecuado.

En relación con la garantía, se ofrecen 25 años de garantía de producción, con al menos el 80% de su generación inicial.

Además, cabe tener en cuenta que la limpieza de las placas solares es sencilla: para mantenerlas limpias y asegurar su máximo rendimiento será necesario limpiarlas puntualmente con un trapo o esponja, agua tibia y jabón. 

 

Para estudiar tu caso en particular, SolarProfit

Desde SolarProfit te acompañaremos durante todo el proceso de consulta e instalación de placas solares fotovoltaicas, tanto si es para tu domicilio como si es para tu negocio. Te asesoraremos siempre que lo necesites: analizaremos tu caso, crearemos un presupuesto adaptado a tus necesidades, y nos encargaremos de la instalación y de todos los trámites asociados, también de los administrativos.

VOLVER
900 25 35 45
Solicitar estudio
Solicitar estudio

Utilizamos «cookies» propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información

ACEPTO