¿Cómo funcionan las placas solares?

Todos los detalles del funcionamiento de las placas solares fotovoltaicas

La energía solar fotovoltaica está en constante crecimiento en nuestro país. En los últimos años, el número de consumidores que han decidido pasarse al autoconsumo ha aumentado notablemente a causa, sobre todo, de la subida del precio de la luz y de la buena situación legislativa que vive el autoconsumo fotovoltaico en España. Si bien es conocido que las placas solares son el centro de cualquier instalación fotovoltaica, su funcionamiento aún puede ser una incógnita para algunos usuarios.

 

¿Qué son las placas solares?

Las placas solares, también llamadas paneles fotovoltaicos, son unos dispositivos diseñados para convertir la energía del Sol en energía eléctrica. En concreto, cada placa solar está formada de diversas células fotovoltaicas, y es precisamente en ellas donde incide la luz solar para poder producir electricidad.

Aunque se considera que el efecto fotovoltaico ya fue reconocido por primera vez el año 1839 por el físico francés Alexandre Edmond Becquerel en obtener energía eléctrica gracias a un proceso de irradiación de luz solar, la primera célula solar no se construyó hasta 1883 por parte del inventor norteamericano Charles Fritts.

Después de unas cuantas décadas de investigación y descubrimientos, se considera que la era moderna de la tecnología solar llega en 1954 de la mano de los Laboratorios Bell, gracias a los cuales se descubre que los semiconductores de silicio dopados con ciertas impurezas eran muy sensibles a la luz. Gracias a este descubrimiento se fabrica la primera célula solar comercial, la cual tenía una conversión de la energía solar de aproximadamente el 6%.

 

¿Qué elementos forman una instalación solar fotovoltaica?

Como ya se había detallado en una publicación anterior de nuestro blog, el elemento central de cualquier instalación de estas características son las placas o paneles solares fotovoltaicos. Aparte, también se tendrán que añadir una serie de elementos que harán posible la conversión de la radiación solar en energía eléctrica.

En primer lugar cabe destacar el papel del inversor solar, elemento encargado de convertir la corriente continua que producen las placas en corriente alterna. El contador bidireccional, por su parte, registra tanto la energía que se consume de la red como la que se inyecta (cuestión imprescindible si se quiere optar a la compensación de excedentes por parte de la comercializadora). Basándose en este registro de energía, el sistema de monitoreo envía la información de generación y consumo de energía a una aplicación web a la que se da de alta al autoconsumidor para que pueda monitorear su producción fotovoltaica, entre otros parámetros.

Cabe no olvidar, tampoco, la existencia de las estructuras que sostienen toda la instalación fotovoltaica y el cableado eléctrico, el cual sirve para conectar la producción de energía a su uso final. En último lugar, se pueden tener en consideración las baterías: si bien no son elementos imprescindibles en estos tipos de instalación, se las puede incluir en aquellos casos en que se quiera almacenar la energía que se haya generado, pero que no se haya utilizado.

 

¿Cómo funcionan las placas solares?

Como ya se ha mencionado, el funcionamiento de las placas solares reside en las células solares fotovoltaicas. Hay ciertos materiales, como el silicio, que generan corriente eléctrica cuando reciben radiación solar. De hecho, las placas están compuestas por células fotovoltaicas que, a su turno, son capas de silicio dopadas con fósforo y boro, y gracias a la radiación solar que reciben, consiguen generar una carga eléctrica que se tiene que ajustar al voltaje de un sistema de corriente continua utilizable. En estos casos, es el inversor el encargado de transformar esta energía en corriente alterna, consiguiendo que la energía que producen las placas sea apta para hacer funcionar los aparatos y electrodomésticos que utilizamos en nuestro día a día.

Si bien el voltaje proporcionado por las células es bastante regular, la corriente suministrada depende de la intensidad de la luz que reciben. Es por eso que siempre es necesario remarcar la importancia de la potencia de la luz que reciben las placas aunque, hoy en día, los paneles captan cualquier tipo de radiación solar para poder seguir funcionando.

A continuación puedes consultar parte del proceso de instalación de placas solares llevado a cabo por nuestros instaladores:

 

¿Cómo puedo calcular la potencia de una placa solar?

En primer lugar, cabe determinar que la medida que se utiliza para calcular la potencia de los paneles son los vatios pico (Wp). Como la cantidad de luz solar que captan las placas depende del momento del día en el que nos encontramos y de la época del año, la corriente que generarán será bastante variable y es bastante complicado medirla. Es por eso que se utiliza la medida de la potencia pico, la cual determina el rendimiento de los paneles considerando una radiación y una temperatura solar estándares.

Tomando esta medida se decidirán la cantidad de placas solares que debe tener una instalación para poder abastecer al usuario de la energía eléctrica que necesita. Para decidir la medida y el rendimiento de una instalación también se deberá tener en cuenta la zona geográfica en la que se quiere ubicar, la orientación óptima que deberán tener las placas y el ángulo del tejado en el que se instalarán.

Si el usuario quiere hacer una estimación de cuántas placas solares necesita, desde SolarProfit recomendamos solicitar un estudio con nuestros asesores energéticos para que puedan analizar cada caso en detalle. Aunque el asesoramiento de un profesional es primordial, en una publicación anterior de nuestro blog explicamos las principales variables a tener en cuenta a la hora de calcular la potencia instalada que se necesita en cada caso.

 

¿Qué es la compensación de excedentes? ¿Cómo funciona?

Otro de los temas más importantes para tener en cuenta cuando nos planteamos instalar placas solares en nuestros domicilios o empresas es la compensación de excedentes que hay disponible para todos aquellos autoconsumidores que tienen instalaciones solares fotovoltaicas conectadas a la red eléctrica.

Con la compensación de excedentes, el usuario vuelca a la red toda la energía sobrante que han producido sus placas y que no ha consumido, y la empresa comercializadora le recompensa por los excedentes generados en la factura de la luz. Con todo, el descuento que hace la empresa tiene como límite la energía que se consume: no abonarán directamente el dinero al autoconsumidor, sino que convertirán a cero su consumo en la factura.

Para poder acogerse a esta modalidad, el usuario debe cumplir una serie de requisitos:

  • Tener una instalación solar fotovoltaica de autoconsumo (seguir conectados a la red eléctrica convencional).
  • La fuente de energía primaria que se consume en el inmueble debe ser de origen renovable.
  • La potencia total de la instalación no puede ser superior a 100 kW y debe tener incorporado un contador bidireccional.

 

Si estás pensando en instalar placas solares, SolarProfit es tu opción

Hoy en día, la tecnología de los elementos de las instalaciones solares fotovoltaicas está altamente optimizada y este hecho, sumado a la constante subida en el precio de la luz, ha provocado que en los últimos años se apueste con fuerza por el autoconsumo fotovoltaico en nuestro país. Lo cierto es que instalar placas solares en los domicilios particulares y en las empresas representa un beneficio doble, tanto para los bolsillos de los usuarios como para el planeta. La energía solar es limpia, renovable y económica.

Si tú también quieres apostar por la fotovoltaica, desde SolarProfit te asesoraremos durante todo el proceso y estudiaremos tu caso particular para encontrar la mejor solución personalizada. Si después de haber realizado tu estudio te decides a instalar las placas, nos encargaremos de los trámites asociados antes, durante y después de llevar a cabo la instalación. Además, te mantendremos al día de las ayudas y subvenciones destinadas a los autoconsumidores. ¡Ahora es el momento de apostar por la buena energía

VOLVER
900 25 35 45
Solicitar estudio
Solicitar estudio

Las cookies necesarias son absolutamente esenciales para que la página web funcione correctamente. Esta categoría solo incluye las cookies que garantizan funcionalidades básicas y características de seguridad de la página web. Estas cookies no almacenan ningún tipo de información personal.

Cookies no necesarias
Les cookies que pueden no ser particularmente necesarias para el funcionamiento de la página web y que se utilizan específicamente para recabar datos personales de los usuarios a través de análisis, anuncios y otros contenidos integrados, se denominan cookies no necesarias. Es obligatorio obtener su consentimiento antes ejecutar estas cookies en la página web. Estas son:





GUARDAR

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar estudios estadísticos y analizar la navegación en nuestra página web. Pulse “Aceptar” si acepta el uso de todas las cookies o “Configurar” para rechazar y/o configurar la utilización de cookies. Para obtener más información, pulse aquí.